Isabel Sánchez, Ingeniero agrónomo, aporta como especialista en la materia, información de interés sobre la fertilización especializada en el mercado de las áreas verdes.

Isabel Sánchez desempeña actualmente el cargo de Product Manager en COMPO EXPERT Spainhttp://www.compo-expert.es/, empresa que opera internacionalmente y reconocida por su posición en el mercado de fertilizantes especiales para la agricultura profesional.

COMPO EXPERT es miembro de AEFA desde 2013.

Bajo áreas verdes englobamos diferentes mercados como son los relacionados con los campos de golf, deportivos, parques y jardines y otros espacios recreativos, además de viveros y producción ornamental.

¿Qué factores influyen en la fertilización de áreas verdes?

La fertilización es una de las labores primarias más importantes que se realizan en las áreas verdes.

Para obtener una respuesta adecuada ante el resto de operaciones primarias y secundarias, es esencial la práctica de una fertilización acorde con las necesidades nutricionales específicas de las distintas variedades y de los distintos usos y grado de intensidad que se le dé al césped. Además hay que tener en cuenta el tipo de suelo, la meteorología, ciclo de la planta, prácticas de cultivo (cultivos ornamentales), la calidad del agua y manejo de los riegos, y por supuesto, la elección del tipo de abono, ya que todo ello son factores fundamentales para realizar una correcta fertilización.

¿Qué necesidades técnicas demanda este sector?

Este mercado ha sufrido una mejora continua de las técnicas de manejo, que ha exigido la aparición de nuevos productos y servicios adaptados a las áreas verdes. Cada vez se exige mayor comodidad y menor número de aplicaciones, productos más eficientes que sean respetuosos con el medio ambiente y además que aporten diferentes tipos de soluciones para conseguir minimizar el uso de fitosanitarios, cada vez más restringido por la legislación.

¿Cuál ha sido la evolución y próximos retos del sector?

La evolución de la legislación medioambiental está siendo muy estricta en los últimos años, con la prohibición de numerosas sustancias activas en este ámbito, por lo que se requieren productos novedosos que aporten soluciones alternativas a los problemas actuales, siendo más respetuosas con el medio ambiente para conseguir una óptima salud del césped y de las plantas en las áreas verdes.

¿Qué ofrece COMPO EXPERT para este sector?

Una gama completa de abonos y productos de gran calidad que satisfacen la demanda específica de la fertilización y aportan soluciones globales relacionadas con la salud de las áreas verdes. Desde productos granulados, líquidos, solubles, foliares, así como mejorantes del suelo y substratos.

¿Hay una tecnología en la fabricación de fertilizantes para este sector?

Para las áreas verdes se utilizan tecnologías especiales que se adaptan a estos espacios tan exigentes y profesionales. Por una parte, la tecnología de liberación lenta en base a la molécula IBDU (tecnología ISODUR) y la tecnología de liberación controlada (tecnología CAR) se encargan de poner a disposición de la planta los nutrientes adecuados en cada momento. Por otra parte, tecnologías como la de Fertilis® ayudan a la planta a proteger las raíces y fortalecer el sistema inmunitario de la planta.

¿Qué papel juega la tecnología en fertilizantes de liberación lenta?

Gracias a la liberación lenta, la planta asimila los nutrientes a medida que los necesita a lo largo del tiempo. Así, el desarrollo es el adecuado. Se solucionan los problemas que causa el exceso de nutrientes: riesgos de quemaduras, crecimiento excesivo… y se consigue un óptimo aprovechamiento del abono y protección del medio ambiente por contaminación de aguas subterráneas.

¿Qué aportan los productos bioestimulantes?

Bioestimulante es un término utilizado para describir sustancias orgánicas, biológicas, que cuando se aplican en pequeñas cantidades afectan el crecimiento de las plantas y su desarrollo, potenciando ciertas rutas metabólicas y/o fisiológicas de las plantas.

También, los bioestimulantes se usan para hacer que las plantas sean más tolerantes a los estreses del medio ambiente. Éstos pueden incluir fitohormonas, tales como giberelinas, citoquininas, auxinas, ácido abscísico, ácido jasmónico, etc.

Para el uso en césped habitualmente se emplea este término para referirse a extractos de algas, ácidos húmicos y aminoácidos. Además de que la planta tome los nutrientes que le estemos aportando, consigue ahorrar energía si se los estamos aportando de forma más directa, y ésta se puede destinar a otros órganos de la planta para que en definitiva tengamos un mejor desarrollo radicular, mayor resistencia para el estrés, formación más densa, mejor fotosíntesis y mayor coloración del césped.

¿Qué soluciones se ofrecen para el biocontrol?

Para dar un valor añadido a las formulaciones de nutrientes primarios y secundarios para el césped, se buscan nuevas soluciones que ayuden a prevenir las principales enfermedades patógenas del césped.

Este tipo de soluciones están más enfocadas a las nuevas legislaciones medioambientales y además respetan el entorno y ecosistema de las áreas verdes.

Esto puede llevarse a cabo por ejemplo, mediante la adición de ciertos microorganismos que actúan como agentes anti-fúngicos como la bacteria Bacillus subtilis que con un efecto sinérgico protege la raíz y fortalece el sistema inmunitario de la planta del césped. O también se puede llevar a cabo mediante la adición de ciertos elementos, como el Silicio, que refuerza las paredes celulares, mejora la fotosíntesis, da rigidez a las membranas y espesor a las hojas del césped, y con ello mejora el rol de barrera física de la cutícula de las hojas, de tal forma que el césped queda más resistente frente a problemas de estrés, tales como sequía, calor intenso, pisoteo intenso, falta de luz y especialmente a la penetración de patógenos, por lo que en definitiva el césped disfrutará de una mejor salud y aspecto visual.

Como experta en fertilización en áreas verdes y empresa miembro de AEFA, ¿qué valoración nos puede hacer de este sector?

Es un sector de gran interés debido a diferentes factores relacionados con la mejora de la calidad de vida, y cada vez más valorado. Además, gracias al turismo creciente en nuestro país relacionado con el golf y espacios recreativos, toma gran importancia en la economía de nuestro país.

Este mercado tiene un nivel técnico elevado, y va cambiando tendencias buscando en general soluciones que faciliten el manejo y que vayan aportando un valor añadido a la fertilización.

Nuevas tendencias son por ejemplo, el uso cada vez más común de productos solubles y líquidos aplicados de forma foliar o fertirriego (spoon-feeding).

También es cierto que se ha experimentado una cierta desprofesionalización del sector durante los últimos años con el uso de productos fertilizantes agrícolas ausentes de tecnologías y no adaptados ni preparados para las áreas verdes. Pero gracias a la labor de investigación y desarrollo de muchas empresas, finalmente se opta por fertilizantes de calidad, con tecnología añadida que ayuden a obtener así un efecto final más global a nivel de salud del césped.