“La digitalización de la información y el Big Data ofrecen unas posibilidades sin precedentes para facilitar información para la toma de decisiones, y para cerrar la brecha digital entre la sociedad urbana y la rural”

La directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal, Esperanza Orellana, fue la encargada de inaugurar una jornada sobre “Digitalización, Big Data y Ciberseguridad en el sector de la agricultura de regadío”, organizada por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), en la que afirmó que “el despliegue de la agricultura digital será necesaria para trazar información referida a la sostenibilidad, la seguridad alimentaria y otras características”. 

En el ámbito de la incorporación de nuevas tecnologías, Orellana puso en valor la aparición de sensores como los de humedad en suelo que ponen en marcha una máquina de riego; la teledetección para usos diversos, con satélites de diferentes precisiones de imágenes o drones que permiten monitorizar dosis de riego, fertilización, plagas y malas hierbas. También planteó las ventajas que brinda el Sistema de Información Geográfica al poder visualizar toda la información en mapas, o las nuevas máquinas inteligentes, capaces de producir cambios en la gestión de los cultivos. Y junto a todos estos sistemas, habló de la importancia de la ciberseguridad para proteger los procesos de información así como los sistemas e infraestructuras. 

Orellana concluyó con que toda esta información permitirá a los agricultores obtener mejores rendimientos optimizando el manejo de los cultivos y reduciendo el uso de insumos, lo que además contribuye a la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático en la agricultura.